El presidente Alberto Fernández defendió el precio del raleo de 1600 pesos la tonelada dispuesto por el Instituto Provincial Forestal. “Si el pino no es negocio para el pequeño productor, la conclusión es inexorable, tumbará los árboles y plantará el famoso yuyo”.

Por Alejandro Fabián Spivak
La visita del presidente Alberto Fernández a Misiones dejó convenios y, la inyección directa a los ciudadanos de 11 mil millones de pesos por la pandemia y de 2 mil millones para la construcción del hospital de Capioví.


No es casual la presencia del Presidente en momentos en que en el dictamen del Presupuesto Nacional se incluyera la demanda aplicar exenciones impositivas en todo el territorio provincial para que Misiones se convierta en un polo productivo y no en una mera puerta de entrada. Las restricciones de circulación impuestas por la pandemia demostraron que por las fronteras de la provincia se fugan divisas, como subrayó Oscar Herrera Ahuad en el acto.
Asimismo el Gobernador, que flanqueado por el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia Carlos Rovira y Alberto Fernández destacó el trabajo que viene realizando el Instituto Forestal de la Provincia. Fue un categórico respaldo a la fijación de los precios del chip y del raleo en 1.600 pesos la tonelada y que, si bien fue determinado por un estudio de costos y aprobado por el Colegio de Ingeniero Forestales y las organizaciones de productores y trabajadores rurales, ha generado en la industria una resistencia que carga los discursos con las retahílas de siempre. No comprar, amenazar con cierres, y amedrentar a través de operaciones mediáticas y de aprietes a los productores cautivos.
“En Misiones no hay soja, hay selva y se debe cuidar”. El Presidente lo vio con sus propios ojos. De la margen derecha del Paraná ya no hay selva, hay plantaciones de la oleaginosa. “Aquí no hay soja, hay selva y bosques implantados que se debe cuidar”, subrayó mientras sobrevolaba la provincia esta tarde y hacía la comparación.

Bonos verdes, cuidado ambiental

Al hablar al cierre de su visita a Misiones, el presidente Alberto Fernández dijo que se llevaba “como tarea para la casa” el pedido del gobernador Oscar herrera Ahuad de reconocer mediante bonos verdes el cuidado ambiental que realiza Misiones y le permite contar aquí con el 52% de la biodiversidad de la Argentina. Dijo que era conocedor de esta preocupación tanto del Gobernador como precedentemente del presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira, con quien había conversado al respecto. También el compromiso de extender la autovía de la ruta nacional 12 hasta Puerto Iguazú: para acercar Iguazú y también facilitar la llegada de turistas”.

Polo productivo e industrial

Previamente el gobernador Herrera Ahuad habló de las políticas públicas de Misiones del sistema binario aplicado: sostener la economía, cuidando la salud. Por eso la importancia asignada a la avenida de unión entre Capiatí y Ruiz de Montoya, inaugurada por el Presidente, así como el Hospital de esa localidad.


Reiteró la propuesta de Misiones de transformarse en un Polo Productivo, industrial, de desarrollo integral y exportador, que está incluido en el Presupuesto 2021 de la Nación, y de la necesidad de ser compensada por el cuidado medio ambiental. En ese momento dio a conocer que había recibido una carta de puño y letra del papa Francisco felicitando y deseando los mayores éxitos por la creación de la Secretaría de Estado de Cambio Climático.
Agradeció el acompañamiento del Presidente” atendiéndonos, siempre, aún en los momentos difíciles”. Y dijo que se trata de una cuestión “recíproca. Nosotros lo vamos a acompañar siempre”.