“Fue un trabajo social, conjunto, magnífico que hasta acá nos dio buenos resultados. Vamos a seguir cuidando a la gente. No porque, como algún tonto repite, ‘nos enamoramos de la cuarentena’: vamos a seguir haciendo eso porque está visto que es lo que tenemos que hacer”, remarcó el mandatario.

El jefe de Estado se expresó de esta manera al recorrer una planta de la automotriz alemana Volkswagen, ubicada en la localidad bonaerense de Pacheco y que el pasado lunes retomó su actividad con protocolos sanitarios para evitar contagios de COVID-19 entre los trabajadores.

La defensa de Alberto Fernández a la estrategia epidemiológica se da en el marco de los últimos días de la cuarentena general, ya que concluye el próximo domingo.

Sin embargo, con sus palabras el Presidente adelantó que volvería a extenderse el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“El país tuvo en cada gobernador al líder necesario para afrontar esto e impulsar a la gente a quedarse en sus casas; en cada dirigente gremial al dirigente exacto que le explique a sus trabajadores el por qué de la necesidad de resguardarse; y en cada intendente la persona indicada para cuidar que la gente respete todo esto”, remarcó.

Durante la recorrida por la automotriz, el jefe de Estado se mostró con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y afirmó: “Estamos ante un escenario desconocido. La normalidad que conocimos no existe más: va a haber otra normalidad, una normalidad que nos obliga a no abrazarnos, a no estrechar las manos, a tener distancia y a andar con barbijos hasta que la vacuna aparezca y se supere este mal momento”.

“Estoy encantando de estar reabriendo una empresa de la talla de Volkswagen que cuida a su gente como me cuenta el sindicato, como me cuenta el presidente de la empresa, en una provincia que cuida a la gente como la cuida el gobernador y como la cuida el intendente”, cerró Alberto Fernández.

Previamente, Kicillof había señalado que “volver a la normalidad es un sueño, un suicidio colectivo, porque el coronavirus está circulando”.

“Muchos piden volver a la normalidad. La normalidad no existe más, es un sueño, una fantasía, un suicidio colectivo“, consideró el gobernador bonaerense.

En tanto, el intendente de Tigre, Julio Zamora, señaló que la recorrida también sirvió “para monitorear el cumplimiento de los protocolos sanitarios” y celebró que “la reapertura de la industria automotriz permitirá reactivar la economía del distrito”.

La planta de Volkswagen, en la que habitualmente trabajan 3.000 personas, reabrió con la mitad de su personal usual con un estricto protocolo sanitario que fue importado de Alemania y modificado de acuerdo a necesidades locales que los sindicatos plantearon a los empresarios.

Fuente: Agencia de Noticias NA