Iguazu. Lorena, una vecina de Iguazú, contó a La voz de cataratas(medio digital), que durante la mañana del domingo le llegó una notificación de un supuesto gasto que había hecho con su tarjeta de débito. Sorprendida porque ella no había hecho ninguna compra, consultó su cuenta y su sorpresa fue aún mayor cuando vio que le figuraba un gasto en una estación de servicio de Londrinas, Brasil. “Ahí me enteré que me habían clonado la tarjeta en un shopping a la entrada de Foz de Iguazú el jueves a la tarde”.

La clonación de tarjetas de débito y crédito en Brasil se volvió, lamentablemente, una práctica muy común. Vecinos de Iguazú denunciaron haber sido víctimas de esta estafa, y la gran mayoría nunca pudo recuperar su dinero.
La clonación o “skimming” es una práctica implementada para robar datos de tarjetas de débito y crédito que permite que el estafador pueda gastar dinero de una cuenta bancaria ajena.
El límite de dinero que los estafadores se llevan es tan amplio como el saldo que la víctima tenga en la caja de ahorro.