ELDORADO. Comenzó el ciclo de Cine en tus Vacaciones de Verano en el Centro Integrador Comunitario del Barrio Koch. Mañana martes a las 17:30 hs. se proyectará la película ‘Maleficent: Mistress of Evil’ con Angelina Jolie.

La Municipalidad de la ciudad invita a todos los niños a disfrutar del ciclo Cine de Verano. Además recuerdad que el Núcleo de Acceso al Conocimiento, que funciona en el C.I.C. del Barrio Koch ubicado en el kilómetro 7, permanecerá abierto todo enero donde los niños tienen acceso libre a las PCs y jugar con la consola de vídeos.

Reseña de la segunda entrega de la película «Maléfica! de Disney

Con ánimo revisionista, Disney tomó su historia de la Bella Durmiente, de la que hizo un clásico de dibujos animados en 1959, y la volteó patas arriba para hacer Maleficent, justo sobre los cuernos de su protagonista.

En esa nueva versión en imagen real, una especie de historia de origen de una supervillana, la malvada hechicera Maleficent (Angelina Jolie) se convierte, como se explica en el film de 2014, en heroína y villana a la vez.

Retocada digitalmente para hacer ver sus pómulos tan filosos como para filetear un pescado, Jolie proyecta un retrato deliciosamente complejo, y hasta empático, de un hada despreciada a tal grado por su infiel amante que la traición tuerce sus principios morales.

La nueva secuela, Maleficent: Mistress of Evil, retoma la historia más o menos donde se quedó el primer film: en la tierra mítica de Moors, un paraíso digital ahora gobernado por la otrora Bella Durmiente, Aurora (Elle Fanning), invadida por criaturas fabulosas que bien podían haber salido de la imaginación de Tolkien.

El enamorado de Aurora en el film anterior (Harris Dickinson, en lugar de Brenton Thwaites) todavía anda por ahí, y al comienzo de esta película, este anodino Príncipe Encantador —bueno, Phillip— le acaba de proponer matrimonio a Aurora.

Se trata de una unión política que enlazará a dos mundos algo discordantes: Moors y sus mágicos moradores, y el reino humano de Ulstead, gobernado por los padres de Phillip.

Desafortunadamente, aquí no hay una relación central que sustituya a la de Maleficent, una desgarradora dinámica de sentimientos encontrados —el odio que gradualmente da paso al amor— entre Maleficent y Aurora.

En su lugar, Mistress of Evil (título que, como descubrirá más tarde, no se refiere a Maleficent) sustituye la alegoría de la batalla militar por el desarrollo de los personajes.

Este es un film grandioso y agitado, caracterizado por su atención al combate y las armas.

Si Maleficent fue oscura —y vaya que lo fue—, Mistress definitivamente es negra.

En una inquietante escena que evoca los campos de concentración y las cámaras de gas, toda suerte de personajes adorables es acorralada y masacrada con un venenoso polvo rojo.

Piénselo dos veces antes de llevar a sus niños más chicos —y hasta a adultos susceptibles— a ver este deprimente festín a veces estremecedor.

Pero su peor pecado es que es…. aburrida.

Está claro que Disney invirtió mucho dinero en efectos especiales.

La pantalla literalmente desborda de artificios, flora y fauna generados por computadora, casi al punto que empalaga; y las secuencias de guerra son tediosas.

Pero a diferencia del primer film, no hay nadie de quién preocuparse; y Jolie, por muy buena que sea, termina siendo nada más que una guerrera vestida con un estrafalario disfraz.