La operación “Regreso a la Patria Amada” fue celebrada por Jair Bolsonaro, quien en un primer momento se opuso a la medida. Si alguno de los 34 nacionales y sus parientes muestra síntomas del brote, será trasladado en helicóptero al Hospital de las Fuerzas ArmLos dos aviones fletados por el Gobierno de Brasil con 34 brasileños y sus parientes repatriados de la ciudad china de Wuhan, epicentro del coronavirus, aterrizaron este domingo en el país sudamericano, donde permanecerán en cuarentena durante 18 días.
Las aeronaves VC-2 de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) llegaron a una base de Anápolis, estado de Goiás (centro-oeste), a 80 kilómetros de Brasilia, poco después de las 6 de la mañana (hora local, 9 GMT).
El trayecto desde China duró más de 30 horas, con escalas en Urumqi (China), Varsovia (Polonia), Las Palmas (España) y Fortaleza, esta última ya en territorio brasileño.
Al entrar en el espacio aéreo nacional, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio a la bienvenida a las personas a bordo en un mensaje en el que agradeció el trabajo de las autoridades implicadas, una misión que calificó de «éxito».adas

 

“Nadie se quedó atrás. Somos un solo pueblo, una sola raza, somos hermanos”, dijo el mandatario en el mensaje divulgado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que coordinó la evacuación junto con las carteras de Defensa y Salud, y las Fuerzas Armadas.
Aunque en un primer momento Bolsonaro se opuso a repatriar al grupo de brasileños que estaban en Wuhan, luego cambió de opinión y decidió dar luz verde a la que se denominó “Operación Regreso a la Patria Amada”.

Los evacuados permanecerán ahora en cuarentena en el hotel de la base aérea de Anápolis, que ha sido adaptado para la ocasión.
En caso de que alguno presente síntomas del coronavirus (2019-nCoV), que ha dejado en China al menos 811 muertos y más de 35.000 infectados, será inmediatamente trasladado en helicóptero al Hospital de las Fuerzas Armadas, en Brasilia, a unos 140 kilómetros de Anápolis.
En una nota oficial, Brasil agradeció en la víspera al Gobierno chino por «autorizar prontamente el aterrizaje de las aeronaves brasileñas y facilitar los trámites necesarios para la evacuación de los brasileños y sus familiares» que expresaron su deseo de volver a su país.
También expresó su reconocimiento a los Gobiernos de Polonia y España por la solidaridad prestada al permitir la escala de los aviones de la FAB tanto en el viaje de ida, como en la vuelta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó a finales de enero la emergencia sanitaria internacional por este nuevo virus que presenta síntomas parecidos a los de una neumonía y que ha registrado casos en una veintena de países.
En Brasil, según el último boletín del Ministerio de Salud, no hay casos confirmados, pero sí hay ocho que están bajo investigación en los estados de Sao Paulo (3), Rio Grande do Sul (2), Minas Gerais, Río de Janeiro y Santa Catarina.
(Con información de EFE)
MÁS SOBRE ESTE TEMA: