Marcelo Gallardo es el técnico más importante en la era moderna de River, quizás el mejor de la historia del club, y seguro uno de los más grandes en toda la extensa historia del fútbol argentino. Pero en algún momento, el Muñeco creía que no podría dirigir en Argentina. Un excompañero de Gallardo reveló una historia desconocida del técnico de River antes de asumir en su cargo.

Gallardo y una revelación de Villarreal

“Antes de que Marcelo agarrara en River, almorzamos juntos en un restaurante peruano con Rodrigo Sbroglia”, contó José Luis Villarreal, exjugador de River y compañero de Gallardo en la década del 90. Junto al entonces asistente del Muñeco, el hoy técnico de River le confesó a Villarreal por qué no se imaginaba dirigiendo en Argentina.

“Me dijo: ‘Villita, nosotros no vamos a dirigir nunca en el fútbol argentino’”, le dijo Villarreal al periodista Nicolás Distasio en un vivo de Instagram. “Y yo le pregunté por qué. Me dijo: ‘Nosotros somos tipos honestos, no ponemos plata por debajo de la mesa’. Él decía como que, de alguna forma, el fútbol era un poco corrupto”, reveló Villarreal.

Gallardo arrancó su carrera como entrenador en Nacional de Uruguay, donde consiguió un título local. Newells se interesó en contar con los servicios del flamante entrenador, pero Enzo Francescoli llamó a Gallardo para contratarlo en River luego de la salida de Ramón Díaz. El Muñeco aceptó y pudo dirigir en Argentina para hacer historia.

A lo largo de casi seis años como técnico de River, Gallardo ganó 11 títulos en una de las eras más exitosas en la historia del fútbol nacional. Siete trofeos de los 11 fueron a nivel internacional, entre ellos dos Copas Libertadores. Además, derrotó cinco veces a Boca en series mano a mano, incluida la final de la Libertadores en Madrid.