Tras una intensa negociación con agentes policiales, los tres miembros del PCC que se fugaron del penal de Encarnación y tomaron de rehén a un guardia, se entregaron y liberaron al rehén en las puertas de la cárcel. Hubo dos guardiacárceles heridos.

En horas de la tarde de este jueves, tres miembros del PCC se fugaron de la Penitenciaría Regional de Encarnación y tomaron de rehén al jefe de seguridad, Miguel Medina.

Utilizaron el vehículo de la víctima, el cual presentó desperfectos mecánicos y tras una persecución y balacera, los reclusos huyeron a pie.

Los reos fueron identificados como Jacson Da Silva, de nacionalidad brasileña, Walter Darío Ayala y Vicente Antonio Leiva, ambos últimos de nacionalidad paraguaya.

Finalmente, tras momentos de tensión, negociaron con la policía en un camino boscoso de Cambyretá, con la presencia de la prensa, ya que los criminales pidieron garantías.

Luego, cambiaron de opinión y la prensa se retiró, y exigieron la presencia de un fiscal.

El agente del Ministerio Público se presentó y los malvivientes decidieron entregarse.

Liberaron al rehén en las puertas del Centro de Rehabilitación Social de Itapúa.

Dos guardiacárceles heridos

Los acontecimientos en la cárcel de Encarnación dejaron heridos de bala a dos guardiacárceles. Los mismos están identificados.

Se trata de Juan Chaparro, subjefe de Seguridad y Antonio Martínez, guardiacárcel. Los mismos fueron alcanzados por los balazos en el pecho y en el muslo, respectivamente.

De acuerdo al Ministerio de Justicia, ambos funcionarios no revisten gravedad y ya están siendo atendidos en un centro asistencial.

Chaparro y Martínez intentaron controlar los disturbios en el Centro de Rehabilitación Social (Cereso) del departamento de Itapúa. Ellos fueron heridos, mientras que tres reos escaparon con el jefe de Seguridad, Miguel Medina, como rehén.

(Fuente: Paraguay. Com)