Un joven de Bernardo de Irigoyen lucha por su vida, luego de recibir una terrible golpiza y ser arrojado a la calle desde el país vecino Brasil, en la frontera seca. Hasta ayer no estaban del todo claras las circunstancias en las que se produjo el ataque aunque se manejaban dos hipótesis: que fue sorprendido robando o víctima de un ajuste de cuentas.

La víctima fue identificada como Gerónimo Ferreira Lima, de 20 años, quien está internado en el sector de terapia intensiva del Samic de Eldorado. Sus cercanos dijeron que permanece en “coma 4”, con asistencia respiratoria y por la gravedad de su estado no se pudo realizar su traslado al Hospital Madariaga de Posadas.

Salvajemente golpeado
La secuencia empezó a descubrirse en la noche del martes, cerca de las 21.30 hs. Un llamado al 101 alertó sobre la presencia del joven en el barrio Provincias Unidas, que queda en la frontera con Brasil. Estaba, según la comunicación, muy golpeado y no si bien había intentado ponerse en pie, se caía.
Una patrulla de la comisaría local se dirigió al lugar y constató la situación. Según las imágenes que trascendieron en la víspera, presentaba la cara totalmente desfigurada por los golpes. “Lo masacraron, no sabemos qué pasó, pero lo soltaron de un auto”, se dijo.
Ante la situación se llamó a la ambulancia local, pero no estaba disponible en ese momento, por lo que se hicieron presentes el médico de guardia y los enfermeros, quienes lo inmovilizaron debidamente y trasladaron al hospital local en el patrullero. Para ese momento el joven estaba inconsciente.
El galeno determinó que presentaba un traumatismo craneoencefálico grave y  se dispuso su inmediato traslado al SAMIC de Eldorado. Varias fuentes consultadas coincidieron que su estado crítico, con riesgo de muerte. Se lo medicó y aguardaban que “baje la hinchazón para someterlo a cirugía”.
Arrojado desde un auto
Según relevaron efectivos de la Unidad Regional XII, el joven fue arrojado en el lugar desde un vehículo brasileño, que circulaba por el vecino país, por lo que todo indica que la golpiza ocurrió en el extranjero. En la zona no hay ningún tipo de división natural ni construcción entre los países más que un simple cordón.
Hasta ayer la situación estaba siendo investigada por la Policía de Misiones y las líneas investigativas eran que lo encontraron en una vivienda en pleno robo y lo lincharon o que se trató de un ajuste de cuentas relacionado a alguna deuda o similar. No se descarta nada.
En relación a esto, desde la fuerza provincial señalaron que el joven tenía varios antecedentes por delitos contra la propiedad.
Autoridades locales señalaron que en la zona no hay cámaras de seguridad y que los vecinos del lugar prefieren no dar más detalles porque no quieren involucrarse.
Por otro lado, se pidió colaboración a los efectivos policiales del vecino país, pero hasta ayer no había novedades al respecto.
En el lugar de los hechos trabajaron efectivos de la Policía Científica con las pericias de rigor.
Fuente: El Territorio