Una lamentable situación se vivió durante el partido que disputaron el Shakhtar Donetsk ante el Dinamo Kiev, válido por la 12° fecha del fútbol ucraniano.

Se trata de un nuevo episodio de racismo, situación que ya comienza a preocupar bastante en todos los estadios del fútbol europeo. Se han realizado diversas campañas para erradicar estos comportamientos, algo que claramente no se ha logrado.

 

Todo ocurrió en el minuto 82, cuando el extremo brasileño del Shaktar, Taison, cometió una falta cerca a un costado de la cancha. Fue entonces que aprovechó la ocasión para agarrar el balón y lanzarlo hacia un sector donde estaba la hinchada visitante.

Además , les levantó el dedo del medio, visiblemente enojado. Tras lo acontecido, el juez del encuentro no tuvo más remedio que mostrarle la tarjeta roja y enviarlo al vestuario. Su compañero Dentinho también fue blanco constante de la condenable agresión.

Compañeros de equipo y rivales acompañaron a Taison, que se retiró entre lágrimas tras recibir constantes insultos racistas. El cuadro ucraniano se ha hecho conocido por fichar a jugadores brasileños. De ahí han surgido figuras como Fred, Fernandinho y Douglas Costa.

Cabe destacar que la semana pasada ya se había vivido un episodio similar con Mario Balotelli. El delantero italiano del Brescia lanzó un balón hacia un sector de la tribuna ‘ultra’ del Verona por cánticos racistas en su contra.