El gobernador de Mendoza Rodolfo Suárez anunció que permitirá las reuniones familiares los fines de semana y los feriados. Podrán realizarse con un máximo de 10 personas y solo entre parientes con vínculo directo. También tendrán restricciones de horario y quienes participen deberán respetar una serie de protocolos de prevención.

«A partir de mañana, estableceré por decreto la posiblidad de reuniones familiares, con un máximo de 10 personas. Será para quienes tengan vínculo directo como padres, hijos y hermanos. Solo estarán habilitados los días sábados, domingos y feriados, con restricciones de horario», informó al mandatario local en Twitter.

«Quienes incumplan la medida, se expondrán a fuertes multas», continuó en una segunda publicación, y agregó: «Apelamos a la responsabilidad ciudadana, cumpliendo con las medidas de prevención que hemos recomendando desde el inicio de la cuarentena sanitaria».

Ante posibles violaciones o excesos en el cumplimiento de la norma, expresó que se ampliará la atención de las líneas 911 y 148 para que los vecinos puedan hacer las denuncias correspondientes.»En la medida que veamos incumplimiento, vamos a retroceder de inmediato en las medidas de flexibilización», advirtió.

Fuente: El Territorio