Apenas unas horas después de que el Congreso sancionara la prórroga de la ley de Emergencia Alimentaria, la Legislatura misionera aprobó por amplia mayoría una ley en sintonía, que declara también la emergencia por dos años para asistir a los sectores más vulnerables.

La iniciativa fue presentada por los diputados Martín Sereno, Carlos Goring e Isaac Lenguaza, con aportes del presidente de la Legislatura, Carlos Rovira y fue acompañada por el pleno de la Renovación.

La ley establece como grupos de atención prioritaria a niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas y lactantes, adulto mayor, personas con discapacidad y población que vive en condiciones precarias.

La ley pretende definir  estrategias para “garantizar con carácter urgente, el derecho a la alimentación, la seguridad alimentaria y nutricional de la población en situación de vulnerabilidad”.