ELDORADO. El Municipio a través del Centro de Zoonosis lleva adelante operativos de control de foco de leishmaniasis visceral canina en los distintos barrios. Esta patología puede transmitirse mediante la picadura de un flebótomo infectado.

El Director de Bromatología, Carlos Leiva, en entrevista con Canal 4 precisó que ante cada caso positivo de Leishmaniasis canina en un lugar, inmediatamente se informa al Ministerio de Salud y a la Secretería de Medio ambiente; y se procede al control de foco, la eliminación de criaderos, la extracción de sangre a perros para realizar el análisis y a la sensibilización de los vecinos para mitigar la situación y prevenir riesgos.

Leishmaniasis visceral

Cabe recordar que la Leishmaniasis visceral es una enfermedad grave que afecta a personas y perros que se transmite a través de la picadura de un insecto muy pequeño (2 a 4 mm) denominado flebótomo o conocido también como “carachai”.

Cuando este vector pica a un perro infectado con el parásito que causa leishmaniasis, al tomar su sangre también lo ingiere. La siguiente vez que pique a otro perro o persona, los infectará con el parásito.

Algunas de las recomendaciones para evitar la reproducción del vector son: mantener el terreno alrededor de la vivienda libre de malezas y corrales; desechar basura, hojas y malezas de los alrededores de los hogares; limpiar los sitios donde habitan los perros y evitar viajar con mascotas a lugares donde esta enfermedad es endémica.