El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que si no se lleva a cabo una adecuada gestión de desescalada y se relajan las medidas de distanciamiento social, «el riesgo de volver al confinamiento es muy real», mientras cada vez más países están aliviando las restricciones por la pandemia de coronavirus.

La OMS recomendó que alivio a las restricciones que han tomado los países para mitigar la expansión de la Covid-19 debe hacerse por fases y señaló que que ya son 3.588.773 millones los infectados en el mundo y 247.503 las muertes.

El riesgo existe «sobre todo si los países no consiguen gestionar con sumo cuidado la transición y no lo hacen utilizando un enfoque por fases», advirtió Tedros.

La OMS insistió en que antes de aplicar medidas de alivio de cuarentenas y otros confinamientos debe garantizarse que haya una adecuada gestión de los posibles casos importados y que la opinión pública está bien informada sobre las medidas tomadas por el Estado, informó la agencia de noticias EFE.

Asimismo, advirtió que durante la fase de desconfinamiento debe garantizarse que los contagios estén controlados, que el sistema sanitario pueda afrontar la transición, que esté minimizado el riesgo de rebrotes y que se hayan tomado medidas preventivas en escuelas y lugares de trabajo.

“Se necesita un sistema sanitario sólido a nivel nacional y subnacional como fundamento de seguridad a nivel mundial y en cuanto a la cobertura sanitaria universal”, dijo.

“Varios países están empezando ya a relajar las órdenes de confinamiento, pero lo que no podemos relajar es nuestro compromiso común con medidas básicas como la higiene de manos y el distanciamiento físico”, expresó la OMS a través de un comunicado.

“La posibilidad de nuevas oleadas de infección por Covid-19 en todo el planeta exige que todos los habitantes estén protegidos”, manifestó el texto.

El director general de la OMS alertó que, según las proyecciones de la organización, “más de 5.000 millones de personas carecerán de acceso a servicios esenciales de salud para el año 2030”.

Vacíos de este tipo “no solo afectan a las familias, sino que hacen que la seguridad y el sistema económico se encuentren en una situación de riesgo”.

Tedros explicó que el mundo “gasta cada año 7.500 millones de dólares, el 10% del PBI a nivel mundial” y recalcó que “las mejores inversiones van a la prevención, no solo porque es mejor que la cura, sino que es lo más barato y lo más sensato”.

“Puede que el coronavirus vuelva a aparecer, tenemos que estar preparados y que no cunda el pánico, pero tenemos que trabajar para prepararnos para la próxima”, afirmó.

El director general de la OMS instó a los países “a tener sistemas resilientes a nivel sanitario, incluidos sistemas que puedan prepararse, prevenir y responder a estos patógenos emergentes”.

“Invertir ahora en materia de salud nos permitirá salvar vidas más adelante”, concluyó.

Fuente: Telam