ELDORADO. La sala de audiencias del Tribunal Penal Uno fue el epicentro del juicio contra un hombre de 29 años acusado de robar y matar a un anciano de su mismo barrio para luego iniciar un incendio con el objetivo de ocultar el crimen.

El involucrado en este caso fue identificado como Julio Veloso  de 29 años, quien fue condenado a prisión perpetua en un debate que llegó como imputado por los delitos de homicidio criminis causa, robo calificado por el uso de arma blanca e incendio, en concurso real.
El hecho se registró en la noche del 10 de diciembre de 2015 en el barrio Bajo Cerro de la localidad de Bernardo de Irigoyen y la víctima fue Juan Rodríguez De Almeida (84), un anciano inofensivo, evangélico y con las mejores referencias de parte de vecinos y allegados.
Durante los primeros pasos de la investigación, hubieron otros dos detenidos que luego fueron desligados del caso, en tanto que Veloso, quien aparecía como principal sospechoso, fue capturado recién en abril del año siguiente tras un procedimiento que lo localizó en la localidad entrerriana de Chajarí.
“Amaba la chacra”
“Mi papá era una excelente persona, amaba la chacra y por eso vivía solo. Siempre nos decía que no aguantaría tres días en una ciudad, amaba la naturaleza, sus animales. Estaba jubilado, me decía que vivía bien, tenía sus cosas, su jubilación. Realmente nos hace mucha falta, desde el 10 de diciembre que nos lo sacaron”, describió Elizabeth Rodríguez De Almeida, hija de la víctima.
“Es muy terrible todo lo que sucedió, son tres los involucrados y solamente uno está ahí. Queremos justicia de parte de la fiscalía, que podamos tener una buena noticia sus familiares que sufrimos desde un primer momento. Si llorar hiciera que recuperemos a mi papá, ya lo tendríamos de vuelta”, agregó.
Fuente: El Territorio