La Agencia de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil anunció ayer haber suspendido los ensayos clínicos de una vacuna china CoronaVac contra el covid-19 después de que un voluntario sufriera «un incidente grave».

El regulador sanitario «decidió interrumpir el ensayo clínico de la vacuna CoronaVac tras un incidente grave» el 29 de octubre.

El organismo no dio detalles sobre lo ocurrido, pero indicó que esos incidentes podían incluir la muerte, efectos secundarios posiblemente fatales, una discapacidad grave, una hospitalización y otros «acontecimientos clínicamente significativos».

El Instituto Butantan, el laboratorio público del estado de San Pablo que desarrolla en forma local la fase 3 de la vacuna, reaccionó con un comunicado declarando la «sorpresa» de la decisión tomada por el ente regulador nacional.

La Coronavac es una vacuna del laboratorio privado chino Sinovac que está en fase de pruebas en China, Indonesia, Turquía y Brasil, donde llegó mediante un acuerdo de compra de 46 millones de dosis por parte del estado de San Pablo por 90 millones de dólares.

Brasil superó los 162.000 fallecidos por la pandemia, y es el segundo país detrás de Estados Unidos en decesos y el tercero en casos después de Estados Unidos e India.

Hace dos semanas Anvisa había autorizado la importación de los insumos sobre la vacuna China para el Instituto Butantan.

Fuente: El Territorio