La tragedia sucedió en la comunidad Mbyá Guaraní Piracuá, ubicada en una zona rural de la ruta provincial Nº 7. A las 9:15 horas, al CAPS de Ruiz de Montoya ingresaron dos niños de 5 y 7 años de edad, sin signos vitales.

Según contó el propio padre de uno de los menores, los niños estaban jugando cuando tocaron un alambre que les dio una descarga eléctrica.

Tras el examen realizado por el médico policial, se estableció que ambos fallecieron por electrocución.

De consultas efectuadas con el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Puerto Rico, se dispuso que los cuerpos sean entregados a sus familiares para inhumación.

En el lugar trabajaron efectivos de la comisaría de Ruiz de Montoya y de Criminalística de la Unidad Regional IV.