El intendente de esa ciudad, Carlos “Kako” Sartori, habló con Códigos sobre las medidas adoptadas en el municipios tras el decreto provincial de la Emergencia Sanitaria y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio dispuesto por Nación.

“La gente comenzó a entender la verdadera importancia de quedarse en casa, pero aún hay algunos que incumplen la medida y es por ello que decidimos cerrar todos los accesos  a la ciudad”, expresó.

“Se hizo un retén en el ingreso principal de la ciudad, con la colaboración de la policía municipal, una asociación de artes marciales y bomberos  voluntarios. En los distintos barrios y parajes es la policía provincial quien realiza las recorridas”, detalló.

Sobre casos sospechosos en la comuna, Sartori indicó que “hasta la fecha hubo dos: una personas de un supermercado chino y otra que tuvo contacto con contagiados, proveniente de Chaco. A ambos se le asiste con alimentos desde Acción Social y uno de ellos finaliza la cuarentena hoy”, agregó.

Sobre el trabajo con los municipios, sostuvo que mantiene –vía telefónica- contactos constantes. “La mayoría llevó adelante estas acciones que son para cuidar a la sociedad. Buscamos disminuir al máximo la circulación de personas”, insistió.

 

El trabajo del Gobierno provincial

Sobre ello, el alcalde destacó que “fuimos al pie del cañón en este sentido. Sabemos que las dimensiones de nuestras fronteras son gigantes y el trabajo es arduo. Todas estas medidas son y serán para disminuir la circulación de gente. Es evidente que están dando resultados, porque aún no hay casos. Esto no significa que llegue, pero si contribuirá a mermar esa curva que va en ascenso”.

“La única vacuna es el aislamiento y el menor contacto humano posible. Hay que acostumbrarnos a estar más en casa; además de extremar las medidas de higiene, con el lavado de mano de manera frecuente”, subrayó.

 

Fuente: revista códigos