April Hunter compartió una postal desde Maldivas junto con su pareja, pero decidió eliminarla poco después por miedo a represalias.

«Todavía es ilegal ser gay en las Maldivas y en otros países musulmanes. Este es nuestro pensamiento”. Un breve texto, un contundente mensaje. La boxeadora April Hunter compartió una foto besándose con su pareja durante las vacaciones que se transformó en una poderosa proclama a favor de la libertad de los derechos individuales en un país donde la homofobia todavía es ley.

La pugilista de 24 años eliminó su publicación en Twitter por miedo a represalias de las autoridades de ese país, pero terminó transformando aquella foto en un fenómeno de viralización que dio la vuelta al mundo.

La británica, según los medios de su país, quitó la imagen por pedido de su familia y amigos por temor a recibir alguna reproche de las autoridades de ese país, donde son ilegales las relaciones entre personas del mismo sexo a raíz de la ley islámica. Ya de regreso a sus tierras, publicó nuevamente la foto con otro mensaje desafiante, que también borró rápidamente.

 

 

 

 

Las paradisíacas Islas están ubicadas sobre el océano Índico, a más de 400 kilómetros de India. Es el país menos poblado de Asia y tiene al Islam como la religión predominante. A raíz de esto, la homosexualidad es considerada un delito y existen penas duras con diversas escalas. Si bien las fuerzas de seguridad no persiguen a los turistas por ser una de las principales fuentes económicas del país, hace algunos años atrás existió un caso de detención a dos turistas que generó un preocupante precedente.